desarrollo de carreras

 

Hay gente que sin ser de religión luterana sigue creyendo en la doctrina de la predestinación, decía Einstein:

"Dios no juega a los dados".

Hay gente que piensa que tras terminar sus estudios y conseguir trabajo ya no hay nada más. Crecer en una empresa, para ellos, es fruto del esfuerzo y de la suerte. Rompamos ese mito, para lograr el triunfo debo analizar las habilidades y conocimientos que se necesitan para ese puesto en particular.

Por otra parte, se debe evaluar los que ya se poseen y los que aún no, a partir de esta matriz trabajar sobre los que necesito adquirir para lograr una correcta adecuación persona-puesto, lo cual no revierte solo sobre el individuo si no sobre la mejora, en definitiva, de toda la empresa.

template joomla